Después de ocho meses de espera tras la licitación, aprueba la empresa que se encargará de rehabilitar la calzada entre Guijuelo y Sorihuela. Las obras no empezarán hasta 2019.

  • Presupuesto final de 3,4 millones

  • 12 Km. entre las dos localidades

  • 44% de ahorro respecto al presupuesto de licitación

  • Las obras se iniciarán a principios de 2019

Señal que informa de que el límite es de 80 kilómetros por hora en el tramo de Guijuelo a Sorihuela.

El Ministerio de Fomento ha adjudicado a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por las andaluzas Construcciones Otero y Construcciones Narila, la rehabilitación del firme del tramo de la A-66 que presenta un peor estado, el que une Guijuelo con Sorihuela. El tramo entre las dos localidades salmantinas apenas alcanza los 12 kilómetros, pero su estado de conservación es muy deficiente.

La UTE Otero-Narila realizó una oferta por 3,4 millones de euros, lo que representa un ahorro para la administración del 44% respecto al presupuesto de licitación, logrando así imponernos a las otras 77 compañías interesadas en hacerse cargo de la rehabilitación de la autovía salmantina.

Los trabajos comenzarán a principios de 2019, tal y como ha confirmado hoy el organismo que preside José Luis Ábalos.

«Estamos orgullosos de haber sido seleccionados para este proyecto y convencidos de poder llevarlo a buen puerto», ha manifestado Juan Cobo, director técnico de Construcciones Narila.